La entrada en la 'Fase 1' moviliza las reservas turísticas en La Rioja rural

Hace apenas dos semanas, los teléfonos no sonaban en los negocios de los alojamientos turísticos. Ahora, La Rioja más rural ya registra varias reservas para el verano, con especial incidencia en los meses de julio y agosto. «Todo ha sido a raíz del anuncio de que la región entraba en la ‘Fase 1’ a partir del 11 de mayo. Los riojanos ven cada vez más cerca sus vacaciones y eligen los entornos rurales con naturaleza como opción factible», señala el presidente de la Asociación de Casas Rurales de La Rioja, José Joaquín Sanz.

En concreto, tras la reunión mantenida este miércoles entre diversas asociaciones y propietarios de alojamientos, las cifras reflejan un interés por planificar las vacaciones desde el mes de junio, «aunque el perfil de estos primeros veraneantes corresponde a riojanos porque saben que ya pueden moverse por la comunidad», explica. «La sociedad sigue siendo cauta pero han de saber que la oferta incluye alojamientos completos, más individuales y sin acceso a zonas comunes, todo para garantizar la máxima seguridad del cliente», asegura el presidente.

Lo que «urge» ahora es el inicio de la campaña de promoción turística anunciada por el Gobierno de La Rioja, así como el plan de recuperación del turismo rural. «Así ya tendríamos un paquete muy completo para luchar en la reactivación y más cuando las comunidades autónomas se van a centrar en fomentar ese turismo de interior y proximidad. Así que nosotros tenemos que adelantarnos sobre todo a nuestras principales rivales País Vaso y Navarra», recalca Sanz.

«Nunca hemos tenido tantos recursos para impulsar el sector turístico

Desde ASCARIOJA se muestran «satisfechos y agradecidos» por los recursos recibidos de parte de la Agencia de Desarrollo Económico de La Rioja (ADER), de la que han obtenido cinco millones, así como de la Dirección General de Turismo, la cual ha aportado un millón y medio a asociaciones y empresas: «Nunca antes el sector turístico había tenido tantas ayudas para la reactivación. Ahora toca dar los pasos adecuados a la hora de invertir y poner en marcha los protocolos de seguridad y desinfección en nuestras casas porque ya hemos perdido un trimestre entero».

Los hoteles, a la espera

La hostelería riojana está «totalmente parada, a excepción de los casos más urgentes y muy esporádicos que se mueven por motivos laborales», apunta el presidente de la Asociación Riojana de Hoteles, Demetrio Domínguez, para cuyos motivos tan solo permanecen abiertos algunos hoteles logroñeses y uno de Calahorra. «Hasta la ‘Fase 3’ o cuando ya se permita el tránsito interpovincial, la gente no va a comenzar a reservar en hoteles para estancias cortas, que es lo que prima en La Rioja», considera.

Así que el turismo rural tendrá que actuar como «punta de lanza» para esa reactivación. «Es una buena opción para comenzar porque, además, transmite confianza y seguridad al público, sobre todo por los recursos naturales y culturales que ofrece, pero lo importante es reactivar el turismo al completo», apunta el presidente de la Asociación Riojana de Hoteles.

Ver en nuevecuatrouno.com

15 de mayo de 2020
Share on
Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios analizando sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Accept More information