Las casas rurales de los Cameros reinan en las reservas turísticas de junio

Paraíso natural y cultural, interés principal para quienes ya han decidido tomarse unos días de descanso entre la tranquilidad que aportan los entornos rurales. Unas ganas de vacaciones retenidas durante el confinamiento que ahora desembocan en búsquedas incesantes en las plataformas de reservas. Los propietarios avisan: «Si os estáis planteando reservar un alojamiento rural para este verano, no esperéis más y daos prisa, sobre todo si sois un grupo numeroso de más de quince personas».

«Estamos muy contentos de la reacción tan positiva que han tenido nuestros riojanos. Ya contamos con muchas reservas para este mes y son ya varias las casas rurales de Los Cameros que tienen todo cerrado para junio», resalta el presidente de la ASCARIOJA, José Joaquín Sanz. Una zona que destaca por la cantidad de alojamientos de este tipo que ostenta, así como por la fidelidad de sus clientes.

Ya en mayo fueron muchos los previsores de otras comunidades autónomas que se adelantaron a la normativa establecida por el Gobierno central y reservaron con sus vacaciones rurales. Es más, ya hay un fin de semana que reina en julio: «Parece que todos se han puesto de acuerdo en venir a visitarnos el fin de semana del 10 al 12, yo en concreto he recibido seis llamadas para mi casa rural, y sobre todo de grupos grandes de 15 a 20 personas».

Buenas noticias para el turismo riojano que parce remontar después de un paréntesis de estancamiento total. «Sin embargo, va a ser muy difícil recuperar en dos meses un trimestre entero perdido, más si cabe cuando se trataba de una temporada importante con la Semana Santa de por medio», reconoce el presidente de ASCARIOJA. Pero el «optimismo» está a flor de piel con la llegada de los primeros turistas, un «empujón necesario para comenzar desde cero, un renacer».

Los hoteles, en línea de salida

A la espera se encuentran, sin embargo, los hoteles riojanos, que parece que todavía no han logrado captar la atención de los turistas. «Es muy importante, si la situación sanitaria sigue este curso, que se abran las fronteras entre autonomías. Al fin y al cabo, País Vasco es nuestro tercer mercado, por lo que supondría un aliento sobre todo para el sector hostelero», apunta desde la Asociación Riojana de Hoteles su presidente, Demetrio Domínguez, coincidiendo así con Sanz.

Aunque las reservas en sí no se han materializado, sí se ha apreciado una creciente demanda de información ligada a conceptos como «turismo de tranquilidad», «turismo de seguridad» o «turismo rural». «Nos falta dar el salto a que la gente se de cuenta de que los hoteles son unidades de alojamiento independientes que cuentan con un riguroso protocolo de higiene y seguridad muy estandarizado», recalca Domínguez.

En este sentido, la Dirección General de Turismo, tal como asegura el presidente de los hoteles riojanos, ya analiza estas búsquedas registradas en las plataformas digitales para lanzar las promociones turísticas en el momento y al público adecuados. Una cuestión de inteligencia artificial aplicada al sector turístico.

Ver noticia en nuevecuatrouno.com

17 de june de 2020
Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios analizando sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Accept More information